FOGADE


¿QUIÉNES SOMOS?

El Fondo de Protección Social de los Depósitos Bancarios es un instituto autónomo con personalidad jurídica y patrimonio propio e independiente de los bienes de la República, adscrito al Ministerio del Poder Popular de Planificación y Finanzas a los solos efectos de la tutela administrativa.


MISIÓN

Garantizar los depósitos del público en las instituciones del sector bancario venezolano mediante la ejecución de acciones orientadas a dar respuesta efectiva y oportuna a los depositantes, administrando eficientemente los recursos y otros bienes de su propiedad, así como ejercer la función de liquidador de aquellas instituciones que así lo requieran y de sus personas jurídicas vinculadas, conforme al ordenamiento jurídico vigente, a fin de contribuir con la confianza y estabilidad del Sistema Financiero Nacional, demostrando un alto sentido de justicia y compromiso social, en beneficio del país y de su pueblo en concordancia con las políticas públicas contenidas en el Plan de Desarrollo Económico y Social de la Nación.


VISIÓN

Ser un organismo de reconocido prestigio y credibilidad, líder latinoamericano como garante de los depósitos del público, comprometido con los usuarios del Sistema Financiero Nacional, transmitiéndoles tranquilidad y confianza, apoyado en tecnología de vanguardia, con bases fundamentadas en la ética y el profesionalismo del personal que lo integra, formado con los más altos valores, con compromiso social y alto sentido de pertenencia, manteniendo una continua comunicación y colaboración con el resto de los integrantes de la Red de Seguridad Bancaria, para garantizar una sólida y exitosa gestión, protegiendo de forma efectiva y oportuna los depósitos del público, orientada hacia los principios de justicia social, que contribuyan a alcanzar la mayor suma de felicidad posible.


VALORES INSTITUCIONALES


Integridad

En el desarrollo de las labores demostramos la fortaleza moral para obrar correctamente en cada situación con ética, prudencia, dignidad y austeridad.

Sentido de Pertenencia

Consideramos al Organismo como parte fundamental de nuestra vida, vinculada al concepto de familia, cada integrante lo siente suyo, lo defiende y lo respeta.

Responsabilidad

Tenemos la capacidad y disposición, para responder por los compromisos adquiridos hasta su culminación, con lealtad, oportunidad y eficacia.

Transparencia

Atendemos de manera oportuna, correcta y veraz, los requerimientos e informes de gestión y cuenta ante organismos competentes y ante el Poder Popular, siguiendo las políticas y normativas correspondientes.


INFORMACIÓN ADICIONAL


POLÍTICAS INSTITUCIONALES
• Cumplimiento oportuno y efectivo del pago de la garantía de los depósitos del público captados por las instituciones del sector bancario, hasta el monto garantizado según los términos establecidos en la Ley que rige la materia.
• Permanente monitoreo de las instituciones del sector bancario a fin de conocer el riesgo ante un posible evento donde el Fondo esté en la obligación de activar los procesos de pago de garantía.
• Administración óptima de los recursos con que cuenta el Fondo, a través de operaciones de inversión en moneda nacional y extranjera en títulos seguros, rentables y de fácil realización, a objeto de fortalecer el patrimonio en su rol de garante de los depósitos del público.
• Divulgación de información sobre el Seguro de Depósitos, concentrando esfuerzos en el desarrollo de planes necesarios para dar a conocer las características, beneficios y limitaciones del mismo, mediante el diseño y ejecución de una estrategia de difusión y de un efectivo plan de medios, así como la realización de eventos institucionales de carácter técnico y de impacto en el ámbito nacional, orientados a profundizar la cultura bancaria en el pueblo venezolano y generar confianza de los depositantes en el Sistema Bancario Nacional.
• Definición de estrategias para la enajenación de activos de la banca en liquidación y la cobranza efectiva relativa a las carteras de crédito y de otros activos enajenados, administrados por el Fondo, a fin de generar los recursos necesarios para cumplir oportuna y efectivamente el proceso de pago de acreencias debidamente calificadas como aprobadas, de acuerdo al orden de prelación respectivo, según los términos establecidos en la Ley, agilizando así la culminación de los procesos liquidatorios.
• Administración óptima de los recursos con que cuentan las instituciones del sector bancario en proceso de liquidación administrativa, a través de operaciones de inversión en moneda nacional y extranjera en títulos seguros, rentables y de fácil realización, a objeto de agilizar el proceso de liquidación de los entes sujetos a ello, favoreciendo el proceso de pago de acreencias calificadas.
• Optimización del proceso de reclutamiento y selección así como de la capacitación del talento humano del Fondo en el marco del desarrollo de planes de carrera, crecimiento personal y profesional, para asegurar su excelencia y fortalecer la convivencia y la cultura organizacional, orientada a identificarlo como factor clave de éxito en términos de lograr una gestión institucional efectiva.
• Mejoramiento continuo de los beneficios socio económicos a favor de los trabajadores y su grupo familiar, orientado a incentivar su productividad y sentido de pertenencia con la Institución en términos de favorecer el logro de una gestión institucional efectiva.
• Atención de las necesidades de la comunidad, con énfasis en las referidas a la salud.
• Promoción continua del acercamiento de los trabajadores del Fondo hacia la comunidad, materializando acciones que expresen su sensibilidad y compromiso social.
• Planificación estratégica y asignación de recursos presupuestarios con base a las líneas nacionales e institucionales, con criterios de eficiencia, eficacia y economía, acorde con la normativa legal y sublegal vigentes, orientados además al desempeño efectivo de las actividades fundamentales de apoyo al cumplimiento de la Misión del Fondo.
• Creación de una cultura de prevención en los trabajadores de la Institución aplicando las medidas de adiestramiento, así como la optimización de la supervisión y control en materia de prevención de la legitimación de capitales y financiamiento del terrorismo.
• Adecuación y mantenimiento de mecanismos y procesos cónsonos con la administración integral de riesgos, que permitan identificar, medir, controlar y monitorear todos los riesgos presentes en el Instituto, todo ello conforme a la normativa que lo rige.
• Fortalecimiento de la plataforma tecnológica de vanguardia mediante la implementación, mantenimiento y actualización de sistemas de información que brinden soporte a los procesos del Fondo, con énfasis en los medulares, facilitando las gestiones que la ciudadanía en general efectúa ante la Institución, considerando los lineamientos establecidos por los órganos y entes que regulan la materia, así como los estándares en materia de seguridad y resguardo de los activos de información.
• Aplicación de las normas, medidas y acciones inherentes a cada actividad realizada en la Institución, relativas a la seguridad física, industrial y de higiene laboral de las personas que trabajan o visitan las instalaciones del Fondo, así como de sus bienes muebles e inmuebles y de los pertenecientes a la banca en liquidación.
• Atención de calidad a sus usuarios y a los ciudadanos en general, con respuestas eficaces y oportunas ante requerimientos generales y de información formuladas a través de los canales de comunicación dispuestos por la Institución.
• Optimización y cumplimiento de los mecanismos de control interno, con el fin de lograr la salvaguarda del patrimonio público; garantizar la exactitud, cabalidad, veracidad y oportunidad de la información presupuestaria, financiera, administrativa y técnica, así como procurar la eficiencia, eficacia, economía y legalidad de los procesos y operaciones institucionales.
• Optimización de la actividad administrativa y técnica con criterios de simplificación de trámites y procesos, con eficacia y eficiencia, orientado a una mayor celeridad y funcionalidad en las mismas, en procura de optimizar los tiempos y capacidad de respuesta asociados a una gestión exitosa.
MARCO LEGAL
• Decreto de Rango, Valor y Fuerza de Ley de Reforma Parcial de la Ley de Instituciones del Sector Bancario (publicado en la Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela N° 39.627, de fecha 2 de marzo de 2011).
• Ley Orgánica del Sistema Financiero Nacional (publicada en la Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela N° 39.447, de fecha 16 de febrero de 2010).
• Ley de Reforma Parcial de la Ley Orgánica de Administración Financiera del Sector Público (publicada en la Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela N° 39.556, de fecha 19 de noviembre de 2010).
• Decreto N° 6.265 con Rango, Valor y Fuerza de la Ley de Simplificación de Trámites Administrativos (publicado en la Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela N° 5.891, de fecha 31 de julio de 2008).
• Estatuto Funcionarial del Fondo de Protección Social de los Depósitos Bancarios (publicado en la Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela N° 38.589, de fecha 21 de diciembre de 2006).
• Normas que regulan el procedimiento para hacer efectivo el pago de la garantía de los depósitos del público amparados por el Fondo de Garantía de los Depósitos y Protección Bancaria (publicadas en la Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela N° 39.427, de fecha 19 de mayo de 2010).
• Normas para la Enajenación de Bienes Propiedad de las Instituciones del Sector Bancario y Personas Jurídicas Vinculadas sometidas a Régimen de Liquidación Administrativa.
• Régimen de delegación del Fondo de Protección Social de los Depósitos Bancarios (publicado en la Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela N° 39.610, de fecha 7 de febrero de 2011).
• Normas para la Liquidación de Instituciones del Sector Bancario y Personas Jurídicas Vinculadas (publicadas en la Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela N° 39.602, de fecha 26 de enero de 2011).
• Normas para la Enajenación de Bienes Propiedad de las Instituciones del Sector Bancario y Personas Jurídicas Vinculadas, sometidas a Régimen de Liquidación Administrativa (publicadas en la Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela N° 39.678, de fecha 20 de mayo 2011).
• Normas que Regulan la Compensación de las Obligaciones de las Instituciones del Sector Bancario y sus Personas Jurídicas Vinculadas o Empresas Relacionadas, en Proceso de Liquidación, y del Fondo de Protección Social de los Depósitos Bancarios (publicadas en la Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela N° 39.678, de fecha 20 de junio de 2011).
• Reglamento de Firmas del Fondo de Protección Social de los Depósitos Bancarios (publicado en la Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela N° 39.374, de fecha 25 de febrero de 2011).
• Reglamento Interno del Fondo de Protección Social de los Depósitos Bancarios (publicado en la Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela N° 39.373, de fecha 2 de marzo de 2011).
• Resolución N° 119-10 de la SUDEBAN “Normas Relativas a la Administración y fiscalización de los Riesgos Relacionados con los Delitos de Legitimación de Capitales y Financiamiento al Terrorismo” (publicado en la Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela N° 39.494, de fecha 24 de agosto de 2011).
• Ley de Reforma Parcial de la Ley del Banco Central de Venezuela (publicado en la Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela N° 39.300, de fecha 2 de marzo de 2011).
RESEÑA HISTÓRICA
El Fondo de Garantía de los Depósitos Bancarios (es un instituto autónomo creado mediante el Decreto 540 de fecha 20 de marzo de 1985, frente a la necesidad de evitar la debacle del sistema financiero nacional, debido a la crisis económica que enfrentaba el país en el año 1983, durante el periodo presidencial de Luis Herrera Campins.

Al comienzo de la década de los ochenta, la economía venezolana se vio afectada por una serie de factores, entre los cuales podemos mencionar la fuga masiva de capitales, las fluctuaciones de las tasas de interés -especialmente en los mercados internacionales de capital- y el aceleramiento de los procesos inflacionarios. Todas estas causas incidieron en el debilitamiento del sistema financiero del país.

Pese a los esfuerzos realizados, la desaceleración de la actividad económica afectó la disponibilidad de recursos de las instituciones financieras y demoró el cobro de sus préstamos a la industria y al comercio, lo que causó morosidad de sus carteras y la inmovilización de algunos créditos.
Por su parte, la aceleración del proceso inflacionario desestimuló la propensión a ahorrar y el clima de expectativas cambiarias hizo que parte del ahorro interno se canalizara hacia el exterior.

En este contexto económico, se acentuaron las debilidades de algunas instituciones financieras: Banco Nacional de Descuento, Banco de Desarrollo Agropecuario, Banco de los Trabajadores de Venezuela, Banco Comercial de Maracaibo, Banco de Fomento Comercial de Venezuela, Banco de Fomento Regional del Zulia, Sector Banca Hipotecarias, entre otros; situación que obligó al Estado a aplicar medidas de intervención, las cuales fueron ejecutadas a través del Banco Central de Venezuela.

La necesidad de restablecer el clima de seguridad para fomentar el ahorro, hizo prosperar la idea de crear un sistema de aseguramiento de depósitos, que permitiera -a través de un organismo- garantizar el dinero de los ahorristas en caso de liquidación de instituciones financieras. De esta manera surge el nacimiento el Fondo de Garantía de Depósitos y Protección Bancaria (FOGADE).

En el año 1994, durante el segundo mandato de Rafael Caldera, Venezuela vivió otra fuerte crisis económica, considerada la de mayor envergadura en el marco histórico de ese siglo. FOGADE asumió un papel importante dentro del objetivo fundamental de salvaguardar los intereses de los depositantes y evitar el desplome del sistema de pagos de la economía nacional.

La dimensión de esta crisis evidenció que, a pesar de las limitaciones estructurales y legales, FOGADE cumplía con los objetivos centrales para los cuales fue creado, y en el ámbito de las complejas circunstancias en que transita el mundo financiero venezolano, el organismo estaba preparado para dar respuestas a las múltiples exigencias y responsabilidades que esta coyuntura ha puesto en manos de la institución.
Los bancos liquidados en esa época fueron: Banco Latino, Banco Comercio, Banco Principal, Banco Ítalo, Banco Profesional, Banco Amazonas, Bancor, Banco Barinas, Banco de la Construcción, Banco La Guaira, Banco de Maracaibo, Banco Metropolitano, la Sociedad Financiera Fiveca y el Banco Consolidado.

En noviembre del 2009, FOGADE vuelve a asumir su rol de garante financiero ante los ahorristas, luego la Superintendencia de Bancos y Otras Instituciones Financieras (SUDEBAN) interviniera varias entidades de la banca privada, tras de determinar que éstas incumplían una serie de normativas relacionadas con el aumento del capital, sin especificar el origen de los fondos. Además de descubrir que algunas tenían graves problemas administrativos y gerenciales, lo cual había generado una situación de poca liquidez, que no les permite cubrir sus obligaciones.

Actualmente el Fondo de Protección Social de los Depósitos Bancarios (antes denominado Fondo de Garantía de los Depósitos Bancarios) liquida a Banco Canarias de Venezuela, Banco Universal, C.A, Banco Provivienda, C.A, Banco Universal (BAMPRO), Banco Real, Banco de Desarrollo, C.A, Baninvest, Banco de Inversión, C.A., Banco del Sol, C.A, garantizando el pago a cada uno de los ahorristas afectados por la crisis.

El resto de la banca intervenida (Banfoandes, Bolívar, Central, Confederado y BaNorte), fue absorbida por el Gobierno Nacional y, con la unión de los mismos, se conformó Bicentenario, Banco Universal.

ORGANIGRAMA